La lámpara SACHA fue inspirada por la semilla Sacha Inchi, también conocida como Inchi, Sacha Maní, Maní del Inca o Maní Jíbaro. Es una planta milenaria originaria de la Amazonia Peruana y conocida por sus múltiples poderes curativos para la salud.

Desde el punto de vista de diseño, posee una estructura geométrica estriada fascinante, con distintas variantes según la cantidad de lóculos, o módulos. A esto se suma la diversidad de cambios morfológicos en las distintas etapas de desarrollo de la semilla. Esto nos permitió crear un sistema de 4 luminarias que conservan una familiaridad entre sí, y al mismo tiempo lucen muy distintas ya que jugamos con las múltiples variantes que nos brindó la forma de la semilla.

La lámpara SACHA está inspirada en la fase inicial de la semilla, cuando esta se encuentra verde, y cuya forma asemeja una estrella abultada, con curvas sutilmente definidas.
El resultado es una lámpara voluptuosa, de base estrellada, cuyos módulos están sutilmente definidos por aristas abiertas, recordando la estructura de la semilla. Una vez encendida, las líneas y pliegues generan distintas intensidades de luz gracias a la forma y el material del que está hecha. En el espacio luce elegante, moderna y orgánica y su efecto lumínico es difuso y expansivo.